Logo L20 Argentina 2018 | Labour 20
7 / 9 / 2018

El G20 de los sindicatos presentó su documento final con propuestas para una "transición justa" hacia el futuro del trabajo

  • Foto noticia UOCRA - El G20 de los sindicatos presentó su documento final con propuestas para una "transición justa" hacia el futuro del trabajo

El L20 cerró su cumbre en Mendoza. Gerardo Martínez, chair de este grupo de afinidad, lideró el encuentro que se desarrolló en paralelo a la reunión de ministros de Empleo del foro

El Labour 20 (L20) reúne a los líderes de los sindicatos internacionales para que las perspectivas de los trabajadores de todo el mundo lleguen a los presidentes del G20, el principal foro internacional para la cooperación económica, financiera y política del que forma parte Argentina, y que este año -además- preside. Este grupo de afinidad cobró importancia a partir de la crisis de 2008, cuando se concretó la primera cumbre de jefes de Estado del foro, pero fue reconocido formalmente en 2011. Durante la gestión argentina, está liderado por la Unión Obrera de la Construcción de la República Argentina (UOCRA); su secretario General, Gerardo Martínez, es el "chair" (presidente) del grupo.

"Nosotros decimos que tiene que haber una transición justa. Los trabajadores no vamos a ser una máquina de impedir pero sí buscamos una dimensión sociolaboral que abarque a los derechos humanos del trabajo y las condiciones fundamentales de justicia social", aseguró Martínez a Infobae sobre la cumbre que, después de un año de trabajo, finalizó con un documento consensuado que los sindicatos le presentaron a los ministros de Trabajo del G20, que por estos días también se reúnen en Mendoza.

El documento hace especial hincapié a esa "transición justa" de la que hablaba Martínez. Es que el avance tecnológico puede devenir en nuevas profesiones y en la inclusión de minorías en el mercado, como las mujeres, pero también puede tener un impacto negativo en el que mucha gente pierda sus puestos ante la irremediable irrupción de la robótica y la inteligencia artificial. Enfrentar ese escenario es una de las prioridades de la presidencia argentina del G20 y la gran preocupación de los sindicatos.

Pero el texto también recuerda que, además de los cambios que se vienen, también hay que ocuparse de los problemas actuales que se arrastran hace años. "Solo el 28% de la población mundial disfruta de sistemas integrales de protección social, y los recientes recortes aplicados por los gobiernos, además del aumento de las formas de trabajo precario, ponen en un peligro aún mayor la adecuación y el acceso a la protección social", denuncia el L20.

El documento recoge 9 medidas básicas que el L20 insta a aplicar de manera urgente:

1-Garantizar unos salarios mínimos vitales, establecidos y ajustados en función del costo de la vida.

2-Promover la libertad sindical y la negociación colectiva.

3-Reforzar e invertir en sistemas universales de protección social.

4-Eliminar de las cadenas mundiales de suministro la precariedad, el trabajo informal, la esclavitud y el trabajo infantil, y garantizar la responsabilidad de las empresas respecto de sus obligaciones hacia los trabajadores.

5-Abordar el cambio climático y contribuir a la realización de los objetivos del Acuerdo de París sobre el Clima mediante la promoción y aplicación de estrategias para una transición justa hacia una economía baja en carbono.

6-Preparar a los trabajadores/as para una transición justa hacia un futuro del trabajo digital promoviendo el diálogo social en relación con la expansión tecnológica y las necesidades de inversión, así como la gobernanza tripartita de los fondos de transición y formación; reforzando y adaptando los sistemas de protección social; tomando medidas anticipadas a fin de asegurar que no se utilicen formas de trabajo no convencionales para eludir la responsabilidad hacia los trabajadores/as, y velando para que estos trabajadores/as disfruten de todos los derechos del trabajo; para ello, la negociación colectiva debe ser un mecanismo ineludible de diálogo social y para el logro común de paz y justicia social.

7-Promover la igualdad de género en el mercado laboral e invertir de forma masiva en la economía del cuidado y en formación, para crear nuevos empleos y formalizar el trabajo de otros millones de trabajadores/as de la economía informal; también se tiene que abordar el problema de la violencia en el lugar de trabajo, en particular con leyes relativas a los permisos por violencia doméstica.

8-Abordar los elevados y persistentes niveles de desempleo juvenil, por medio de políticas activas del mercado de trabajo e inversión en formación, y tomando medidas para incrementar la demanda de mano de obra en general.

9-Planificar la integración de refugiados y migrantes, eliminando los obstáculos a la inclusión social.

Declaración del L20 a la reunión de Ministros de Trabajo y Empleo del G20



Fuente infobae